Memorias

Siempre he tenido inquietudes intelectuales e interés por el saber y el conocimiento humano. La Ciencia en general, la Historia, las Matemáticas, la Física y la Astronomía en particular. También los aviones, los trenes, los buques gigantescos y los camiones de grandes dimensiones han atraído poderosamente mi atención. Pero sobre todo el arte de la Literatura. Siempre he sentido una atracción especial hacia él, prácticamente toda mi vida, leyendo libros, sumergiéndome en sus historias, maravillándome, emocionándome y viajando por los escenarios en ellos descritos. Muchas veces ha sido una vía de escape. Algunas veces la Literatura ha sido mi única compañera de viaje.

De modo que, en parte por mis inquietudes intelectuales, a las cuales me gustaría dar rienda suelta, en parte porque la Literatura es mi pasión y creo que disfrutaré enfrentándome a este reto, y en parte porque creo que he llevado una vida en cierto modo dinámica, aventurera y nada sedentaria y aburrida, me pongo a escribir lo que podría ser algo así como una novela autobiográfica sobre mi vida comenzando en los más tiernos años de la infancia, relatando los hechos más relevantes que me acaecieron -aquellos que me vienen a la mente por sí solos y aquellos que me vienen a la mente después de ver fotografías de prácticamente todas las épocas de mi existencia- aunque evitando plasmar los nombres de las personas que aparecen en las historias o empleando nombres falsos en caso de que sea necesario por necesidades narrativas.

Quién sabe, quizás algún día alguien -hijos, nietos, no lo sé- tenga estas páginas entre sus manos y esté leyendo la vida de su padre/abuelo. Páginas que voy a intentar escribir lo más fielmente posible -escarbando en la memoria para no dejarme muchos detalles atrás- y con un orden cronológico bien establecido en la medida de lo posible.

Parte Primera. INFANCIA. 1983 – 1990