Castillo Hisn Qannit

Construido en el siglo IX, este castillo de origen árabe fue una de las fortalezas más importantes durante el levantamiento de Omar ben Hafsún, quien tenía su bastión en la vecina Bobastro, y en el dilatado periodo que abarcó las numerosas y cruentas guerras cristianas y granadinas, en la cuales cambió de manos en diferentes ocasiones hasta que en 1482 cayó definitivamente en poder cristiano. Este es el Castillo Hisn Qannit.
Fotografía propia

El Castillo de Hisn Qannit se encuentra situado en la parte más alta del municipio de Cañete la Real, en la provincia de Málaga, dominando desde su Torre del Homenaje tanto el pueblo como sus alrededores. Se levanta sobre un cerro situado al suroeste de la localidad, a unos 801 msnm. Desde el castillo se puede observar una amplia vista del casco urbano y de la comarca.

Situación de Cañete la Real dentro del territorio nacional
Emplazamiento del castillo dentro del municipio de Cañete la Real. Coordenadas 36°57’5.62″N  5°1’34.4″W. Captura tomada de Google Earth

El origen del nombre del castillo se remonta a la denominación árabe, que, según los historiadores y estudiosos proviene de Hisn, que significa “montaña”, y Qannit, que significa “caños”, en alusión a los caños que aún existen en los alrededores del casco urbano. El nombre actual del pueblo deriva de ese término, al que se le añadió el título de Real -que según la tradición le había dado tras las invasiones bárbaras el rey visigodo Witiza- cuando fue conquistado por el rey castellano Alfonso XI en 1330.

Vista panorámica del pueblo y de sus campos, desde el castillo. Fotografía propia

La fortaleza abarca una superficie aproximada de 3.600 m². Su forma es irregular, adaptándose al cerro donde se sitúa, y consta de tres recintos diferenciados, todos ellos con altas murallas escalonadas de torres: el primero defendía la puerta por medio de la muralla barbacana y unas torres. Asimismo, controlaba los accesos al resto de la fortificación; el segundo tuvo una función eminentemente militar, con las casas y los aljibes necesarios para la residencia de los defensores del castillo; y el tercer recinto conserva estructuras de habitaciones, cocinas, aljibes y la gran torre que funcionaría como residencia del responsable de la fortaleza. En su terraza ondeaba el pendón del reino que lo controlaba. En el exterior, en su flanco suroeste, existe un profundo barranco rocoso que actúa como foso natural y que se aprovechaba como aprisco del ganado y cuadras de caballos. Era la albacara, un recinto extramuros que estaba estrechamente vinculado con las actividades diarias del castillo.

El acceso principal está situado en el lado sudeste, al que se llega mediante una empinada rampa en recodo, dando paso a un patio distribuidor de forma triangular situado en el extremo sudeste desde el que se accede a la amplia plaza de armas, situada en una cota más alta, donde se pueden ver los restos de varias dependencias, además de la torre del homenaje, totalmente restaurada, cuya sección es cuadrangular de 10,50 metros de lado. La fortaleza contaba con dos aljibes, de los cuales quedan los restos. Uno de ellos, de forma octogonal, se encuentra junto a las dependencias. El otro, rectangular y con bóveda de cañón, está situado en el extremo noroeste del recinto.

Un elemento arquitectónico siempre presente en este tipo de castillos medievales era la torre exenta o alcázar, en los más alto de la montaña y protegida por los distintos recintos militares, que albergaron a los jefes militares y posteriormente a los alcaides de los pueblos. Denominadas torres del homenaje, en ella ondeaba el pendón del reino y en su interior, compartimentado en tres o cuatro plantas, se ubicaba el cuartel general, la residencia y los almacenes principales. Sin embargo, la principal función que cumplía en el territorio era la de ser vista, ejerciendo un auténtico control de coerción sobre las voluntades de todos los habitantes que la miraban o se sentían vigilados desde ella.

Torre exenta o alcázar del Castillo Hisn Qannit. Fotografía propia

La fábrica de los muros del recinto es de tapial sobre base de mampuesto. Recientemente se ha llevado a cabo una restauración que no ha quedado exenta de polémica, ya que la diferencia entre el aspecto original y la remodelación es más que evidente. Sin embargo, se han respetado los elementos y materiales originales, quedando tramos de muralla sin restaurar donde se ve una fábrica enteramente de mampuesto, con paramentos rellenos de tierra y cascotes. Además, es posible que las distintas reparaciones llevadas a cabo a lo largo de su agitada historia hayan hecho que se utilizasen distintos métodos constructivos.

El origen de esta fortaleza musulmana se remonta al siglo IX y fue construida por los miembros de la tribu bereber de los Jali, asentada en estas sierras. Durante la revuelta de los muladíes -cristianos que, durante la dominación de los árabes en España, se convertían al islamismo y vivía entre los musulmanes- contra el califato cordobés, Hisn Qannit se convirtió en uno de los bastiones del caudillo rebelde Omar ben Hafsún. Tras convertirse éste al cristianismo y haber construido sus iglesias en Bobastro, los bereberes de Qannit dejaron de ser aliados y se convirtieron, liderados por el caudillo tribal Awsaya Ibn Aljali, en una fortaleza sublevada independiente contra el califato, hasta que en el año 906 fue tomada por asalto y dotada de una guarnición que impidiese nuevas revueltas.

Hacia el año 1330 fue tomada por el rey castellano Alfonso XI, en 1368 fue recuperada por las tropas del emir de Granada, en 1407 volvió de nuevo a manos castellanas reconquistada por el hijo del Maestre de Santiago, Gómez Suárez de Figueroa, aprovechando que la fortaleza estaba protegida por una pequeña guarnición, en el año 1480 es conquistada nuevamente por los musulmanes procedentes de Ronda y en 1482 cayó definitivamente en manos castellanas. Posteriormente la fortaleza fue entregada a la Casa de Osuna. En los años siguientes, con la rendición del Reino Nazarí de Granada y la desaparición de las fronteras, dejó de tener valor estratégico y cayó en un abandono progresivo, lo cual ha ido dañado gravemente toda su estructura a lo largo de los siglos.

Merece una mención -y por supuesto una visita- el Centro de Interpretación sobre Los Vigías del Territorio, albergado en lo que antaño fue la torre residencial. Este centro ofrece la posibilidad de visitar el Castillo Hisn Qannit recorriendo su interior y comprobando la distribución e importancia de sus elementos militares, además de una curiosa exposición de las principales piezas relacionadas con la historia de Cañete la Real y las fortalezas de la Comarca del Guadalteba, muchas de ellas donadas por los propios vecinos del lugar.

Vista de una de las salas del Centro de Interpretación. Fotografía propia
Maqueta que recrea el posible aspecto original de la fortaleza, que puede verse en el Centro de Interpretación. Fotografía propia

La fortaleza de Hisn Qannit fue un típico ejemplo de castillo de frontera, uno de los que protagonizó el largo periodo de guerra en la comarca del Guadalteba entre los reinos cristianos y el Reino Nazarí de Granada, y como tal, tuvo una tremenda importancia territorial, política, económica, religiosa y cultural, ya que, lejos de poder ser entendido el concepto de “frontera” como se entiende en la actualidad, en los siglos XIV y XV fue nada menos que el límite europeo entre el cristianismo y el Islam, un lugar de fuerte intercambio que posibilitó actividades económicas lícitas e ilícitas tan dispares como el comercio con productos orientales o las incursiones militares destinadas a la mera consecución de un botín y a la captura de rehenes destinados a ser vendidos como esclavos, lo que hacía de esta franja de terreno un lugar extremadamente inseguro y peligroso, algo difícil de imaginar en nuestros días dada la paz y la tranquilidad imperantes en el castillo y sus alrededores.

Para la redacción de este artículo me he apoyado principalmente en mis conocimientos previos acerca del castillo, en la experiencia adquirida durante la visita y en mi propio material fotográfico, aunque para documentar la historia del lugar y profundizar en los hechos y características más singulares he tenido que buscar apoyo externo. Y ese apoyo lo he obtenido de varias páginas web que contienen valiosa información histórica y técnica. Aquí los enlaces:

  • CastillosNet

www.castillosnet.org

  • Andalucía Rústica

www.andaluciarustica.com

  • Ayuntamiento de Cañete la Real

www.canetelareal.es

  • Wikipedia

https://es.wikipedia.org

1 like en este post

2 comentarios

  1. Maria

    Hola Jesús,

    Fabuloso artículo, las fotos son magníficas y las vistas muy bonitas. El Castillo está bastante bien conservado con respecto a otros Castillos españoles. La zona se ve súper tranquila para hacer una escapada rural.
    Feliz tarde y hasta la próxima lectura 📖

    1. jgarcia

      Hola María,

      Muchas gracias por tus siempre amables y atentas palabras. Las agradezco mucho. Por cierto, con respecto a la conservación a la que haces mención, fue bastante criticada en su día (y todavía hoy lo es) porque la diferencia entre el aspecto original y la remodelación es más que evidente, aunque hay que decir en defensa de los realizadores de la restauración que se han respetado los elementos y materiales originales.

      Te recomiendo una visita, seguro que sus historia, las panorámicas y la paz y tranquilidad del lugar no te dejan indiferentes.

      Que pases un feliz puente y nos vamos siguiendo 🙏🏻🙋🏼‍♂️🤗

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: JESÚS GARCÍA JIMÉNEZ.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a HOSTINGER que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies. Para ver la Política de Cookies pinche en Ver más. Si continúa navegando, se considerará que acepta su uso.    Ver más
Privacidad