Castillo de la Estrella

Esta magnífica fortaleza, de gran importancia dada su estratégica ubicación en las guerras de frontera primero y como sede del Condado de Teba después, es uno de los mejores exponentes de la Edad Media en la provincia de Málaga, aspecto que aporta un indudable atractivo a su visita. Entre los muchos avatares que vivió, hubo uno en particular en el que se vieron implicados soldados escoceses y que pasó a la posteridad como uno de los episodios más bizarros de la historiografía medieval andaluza. Este es el Castillo de la Estrella.
Fotografía propia

El Castillo de la Estrella se alza a una cota de 632 msnm sobre el cerro de La Estrella, una alargada y extensa colina desde la que domina la localidad de Teba, que con su sinuoso trazado urbano, declarado Conjunto Histórico Artístico, mantiene sus casas populares y señoriales, como la del Marqués de Greñina o la de la emperatriz Eugenia de Montijo, condesa de Teba. Desde sus muros no solo se divisa el pueblo, sino que también puede observarse un vasto territorio que incluye el Valle del Guadalteba, la Vega de Antequera, la Campiña Sevillana e incluso la puerta de entrada a la Serranía de Ronda.

Situación del Castillo de la Estrella en la Comarca del Guadalteba. Captura tomada de Google Earth
Emplazamiento del Castillo de la Estrella, dentro del municipio de Teba. Coordenadas 36°58′46.95″ N 4°55′5.8″ W. Captura tomada de Google Earth

Declarada Monumento nacional de interés Histórico – Artístico en el año 1931, la fortaleza es una de las más grandes de la provincia de Málaga, con una superficie cercana a los 25.000 m2. Sus robustos muros, su barbacana y estratégica situación hacían del emplazamiento un lugar inexpugnable. La fortaleza se divide en dos recintos. El exterior se adapta al terreno sobre el cual se eleva, con una barbacana al noreste. Dispone además de 18 torres que flanquean el perímetro de murallas, todas de planta cuadrangular excepto una circular situada al noreste y otra octogonal que hace la función de torre albarrana que protege el exterior de la puerta principal al norte. Dispone de tres puertas, la principal orientada al oeste, hacia Ronda, y las otras dos, de menores dimensiones, orientadas al norte y noreste.

El castillo de la Estrella de Teba es de rastro almohade, aunque al estar ubicado en zona fronteriza, a lo largo de la historia ha sido ocupado por varias culturas y ha experimentado continuas reformas y ampliaciones. El alcázar, fortaleza residencia del Señor, se levanta en la zona más alta del recinto militar, y se trata de una construcción de considerable magnitud arquitectónica con potentes muros, restos de estancias, un patio central y la enorme torre que preside todo el conjunto.

Fotografías propias

Es sabido que el enclave del castillo ha sido habitado desde el neolítico, pasando por él griegos, cartagineses y romanos. El castillo del cual se conservan las actuales ruinas fue construido en el siglo X, durante el Califato Omeya de Córdoba, y ampliado en el período almohade de al-Ándalus en los siglos XII y XIII, aunque su Torre del Homenaje y los restos de su primitiva iglesia son de época cristiana. Tuvo el estatus de gran fortaleza cuando Omar ben Hafsún inició su rebelión desde Bobastro, formando la segunda línea defensiva junto a Cañete, Casarabonela y Tolox.

En 1330 Alfonso XI, en una ofensiva cristiana contra los castillos de la frontera del reino Nazarí de Granada -Cañete, Teba, Ardales y Turón-, conquistó esta fortaleza tras un largo y penoso sitio, cediéndolo posteriormente a la orden de Santiago. Fue en la batalla de Teba donde aconteció uno de los episodios más relevantes de la historia de este lugar. Y es que en ella participaron caballeros escoceses que, comandados por Sir James Douglas, se dirigían a Tierra Santa portando el corazón embalsamado del rey escocés Roberto I de Escocia con la intención de depositarlo en el Santo Sepulcro de Jerusalén. De algún modo, Alfonso XI consiguió ganarlos para su causa y que lucharan de su lado contra los musulmanes del emir nazarí Muhammed IV de Granada comandados por el general benimerín Ozmín. Fue durante la retirada de las tropas moras hacia sus guarniciones, en la cual hicieron uso de la famosa táctica bereber conocida como torna e fuye, en la que los que huyen terminan envolviendo y masacrando a los perseguidores, cuando Douglas les persiguió hasta que se percató de que ninguno de sus hombres le seguía y se dio la vuelta. Entonces observó a uno de sus caballeros rodeado por un grupo de musulmanes que se habían vuelto a juntar y trató de prestarle ayuda, pero pronto se encontró a sí mismo rodeado igualmente de enemigos. Douglas y casi todos sus hombres resultaron muertos en la batalla, su cuerpo y el relicario conteniendo el corazón embalsamado de Bruce se encontraron juntos en el campo y cuando Muhammed IV tuvo conocimiento de que pertenecía al rey escocés, envió los cuerpos de Douglas y sus hombres a Alfonso XI con una guardia de honor, siendo más tarde llevados a Escocia por los escoceses supervivientes. Cuenta la leyenda que Douglas tomó de su pecho el relicario de plata con el corazón de Bruce y lo lanzó lejos del alcance del enemigo, gritando: «¡Ahora muéstranos el camino, ya que venciste, y yo te seguiré o moriré!».

Tumba de Sir James Douglas en St Bride’s Kirk (Escocia, Reino Unido). Imagen tomada de es.wikipedia.org
Alcázar del Castillo de Teba. Fotografías propias

Tras su conquista quedó como plaza fuerte de defensa, haciendo frente, entre otros, al ataque nazarí de 1407. Al avanzar la línea fronteriza, Teba dejó de ser frontera, volviendo a ser de gran utilidad su fortaleza en 1485, cuando los Reyes Católicos conquistaron Ronda. A mediados del siglo XV pasó a manos de Juan Ramírez de Guzmán, cuyos descendientes recibirían en 1552 el título de Condes de Teba, perteneciendo después a los descendientes de Eugenia de Montijo, ya que desde Felipe III los condes de Teba fueron también de Montijo. Tras el abandono por parte de sus propietarios y su empleo como guarnición militar de las tropas francesas de Napoleón, el castillo sirvió como cantera de piedra para las construcciones de la nueva Villa de Teba, viéndose sometido a un largo periodo de pillaje en el que se llegó a desmantelar incluso la mampostería de la torre del homenaje, socavando sus cimientos.

En la actualidad, la mayor parte el conjunto del castillo se encuentra muy arruinado; ha sido despojado a conciencia de toda su valiosa sillería, de esquinazos y ventanales, por lo que actualmente su aspecto general es de ruina consolidada. Sin embargo, pueden apreciarse diversas obras de afianzamiento en el edificio principal del alcázar, que además, alberga el Centro de Interpretación «Una Cruzada en el Guadalteba». 

Vista del Castillo de la Estrella desde la carretera A-7278. Fotografía propia

Mientras paseaba por este lugar hoy solitario y silente, admiraba las imponentes vistas que se abren bajo la fortaleza, un gigantesco balcón natural que prácticamente no necesitó ser amurallado. Es difícil imaginar, y ahí es donde radica, en mi opinión, la magia y el encanto de visitar estos maravillosos lugares testigos de la historia del mundo, un territorio que fue, durante los siglos XIV y XV, el campo de batalla entre dos poderosos estados enfrentados. Castellanos y granadinos hicieron empleo de la fuerza en cruentas y feroces batallas que convirtieron en irreconciliables sus vidas. Complicado es, igualmente, vislumbrar el poderosísimo ejército que resultó de la mayor coalición de fuerzas de la Edad Media, cuando en este lugar se concentraron más de diez mil caballeros aliados para entrar en combate en el verano de 1330.

Vista panorámica desde el castillo. Fotografía propia

Observando el horizonte desde el Castillo de la Estrella, del cual cabe destacar, además, que es el primer monumento malagueño en pertenecer a la Red Nacional de Castillos y Palacios de España, se expande ante nosotros el mismo territorio que dividió a los dos mundos antagonistas del pasado. Una orilla, la del Guadalteba, en manos cristianas; la otra, la del río Turón, en manos musulmanas. Pero eso, como se ha dicho, ya es cosa del pasado.

Para la redacción de este artículo me he apoyado principalmente en mis conocimientos previos acerca del castillo, en la experiencia adquirida durante la visita y en mi propio material fotográfico, aunque para documentar la historia del lugar y profundizar en los hechos y características más singulares he tenido que buscar apoyo externo. Y ese apoyo lo he obtenido de varias páginas web que contienen valiosa información histórica y técnica. Aquí los enlaces:

  • Diputación Provincial de Málaga – Patrimonio 

www.malaga.es/es/turismo/patrimonio/lis_cd-5204/castillo-de-la-estrella

  • Red Nacional de Patrimonio Histórico 

www.spainheritagenetwork.com/castillos/castillo-de-la-estrella-de-teba

  • CastillosNet

www.castillosnet.org/Castillo+de+la+Estrella

  • Wikipedia

es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_la_Estrella_(Teba)

3 likes en este post

2 comentarios

  1. Maria

    Hola Jesús,

    Muchas gracias por tu artículo y poder darnos a conocer este lugar tan fabuloso con esas vistas maravillosas. Tenemos un patrimonio que se encuentra abandonado por falta de dinero y de interés. Un patrimonio que fue levantado por los cristianos y los musulmanes en la época medieval. Una gran cantidad de castillos y fortalezas que en su gran mayoría se encuentran en estado de ruina y abandonados. Es una pena que se utilicen recursos en cosas que no merecen la pena y no se inviertan en la conservación y mantenimiento de nuestro patrimonio.

    Me ha gustado mucho tu artículo. Te deseo una feliz tarde y nos vemos en la próxima lectura 🙋🏻‍♀️😊📖

    1. jgarcia

      Hola María,

      Muchas gracias por dedicarle tiempo a la lectura de mis artículos y relatos. Es un placer para mí hacer llegar a «mis lectores» las maravillas de los lugares que tengo la fortuna de poder visitar, y que, aun abandonados por falta de dinero, de recursos y de sensibilidad cultural e histórica, no dejan de sorprender a propios y a extraños, de tan sorprendentes e imponentes que todavía son. Verdaderas joyas del patrimonio nacional y de la humanidad en general.

      Gracias de nuevo, por tu tiempo y por tus siempre amables palabras. Feliz fin de semana y nos vamos siguiendo, María 🙏🏻🙋🏼‍♂️🤗

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: JESÚS GARCÍA JIMÉNEZ.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a HOSTINGER que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies. Para ver la Política de Cookies pinche en Ver más. Si continúa navegando, se considerará que acepta su uso.    Ver más
Privacidad