Fuensanta

No es necesario remontarse varios siglos atrás para situar esta historia en el tiempo. Basta con preguntar a nuestros abuelos, o incluso a nuestros padres, y nos dirán que conocieron una época relativamente reciente en la que los desplazamientos entre pueblos vecinos se hacían caminando, siguiendo las sendas y veredas …