Loch Lomond & The Trossachs National Park – Ruta 8

Crianlarich Railway Station – Ben More – Stob Binnein – Crianlarich Railway Station

Esta fotografía está tomada desde la cumbre del Stob Binnein, mostrando Inverlochlarig Glen a la derecha de la imagen y el espectacular efecto de las nubes acariciando las laderas del Stob Coire An Lochain.

Distancia aproximada: 17,5 km. Duración: 3 horas y 40 minutos. Recorrido: Circular. Nivel técnico: Fácil y sin necesidad de hacer uso del scrambling, aunque con tramos en pendiente positiva hacia la cima del Ben More muy duros físicamente, que requieren de bastante resistencia física e incluso mental, y una pendiente negativa muy pronunciada en el camino de regreso que dará buena cuenta de los músculos y articulaciones de las piernas, hasta llegar al camino forestal que conduce a la carretera A85. 

Captura de Google Earth

Ben More, nombre en inglés traducido del gaélico escocés Beinn Mhòr, cuyo significado es Gran Montaña, es un munro ubicado en las Southern Highlands (Sur de las Tierras Altas). Es la más alta del grupo de siete montañas ubicadas al Sur del pueblo de Crianlarich y no hay cota más alta en territorio británico al sur de Ben More.

Lo habitual es acometer en la misma ruta las subidas al Ben More y al Stob Binnein, unidos ambos por Bealach-Eadar-Dha Bheinn, un collado cuyo nombre traducido -también del gaélico escocés- viene a ser algo así como Collado entre dos colinas.

Existe una alternativa a la ruta descrita aquí, algo más larga pero que hace la subida más suave y llevadera, que consiste en ascender a la cumbre del Ben More por su cresta Noreste. Sin embargo, para llegar al inicio de esta cresta hay que atravesar una franja de bosque campo a través, lo cual no es nada fácil y aumenta las probabilidades de desorientación y toma errónea del camino a seguir, con todo lo que eso puede conllevar. Por lo tanto, el ascenso más simple -desde el punto de vista de la accesibilidad- comienza en Benmore Farm, teniéndose que afrontar un ascenso de casi mil metros en poco más de tres kilómetros a base de esfuerzo físico y paciencia, por un terreno que en condiciones invernales y con nieve es considerado un punto negro por el peligro de avalanchas y en el que ya se han registrado varios accidentes.

Mi ruta comenzó en la estación de trenes de Crianlarich, dirigiéndome hacia el Norte y callejeando por el pueblo hasta llegar a la carretera A85. Continué por esta vía durante aproximadamente 3,3 kilómetros hasta llegar a Benmore Farm, y en este punto dejé la carretera para internarme por un carril que aparece a la derecha.

Avancé por una pendiente positiva no muy pronunciada, en un tramo zigzagueante de aproximadamente un kilómetro, para dejar el carril y comenzar la subida campo a través buscando la cumbre del Ben More, momento en el cual no queda otra que agachar la cabeza y subir con un ritmo lo más constante posible y no mirar demasiadas veces hacia arriba -por los efectos desmoralizantes que provoca la sensación de no alcanzar nunca la cima en una pendiente tan exigente y dura-, parando de vez en cuando para poder admirar los fantásticos paisajes y panorámicas que se extienden hacia el Noroeste.

Tras un esfuerzo considerable y preguntarme varias veces dónde estaba la cumbre, llegué a la cima del Ben More, a una altitud de 1.174 msnm, momento en el cual disfruté de un merecido descanso para comer, hidratarme y reajustarme el equipo, pudiendo disfrutar además de las maravillosas vistas que aquel lugar me brindaba.

Después del descanso, encaminé mis pasos en dirección Sur a través del collado Bealach-Eadar-Dha Bheinn, descendiendo hasta el punto de cota 857 msnm en aproximadamente la mitad de la distancia entre cimas, para volver a ganar altitud hasta la cumbre del Stob Binnein, situada en los 1.165 msnm y donde era mi intención hacer otro descanso, pero ejércitos de midges -pequeños insectos voladores similares a los mosquitos y que pueden hacer un destrozo a base de picaduras en la piel desnuda y desprotegida- pululaban por doquier y alrededor de mi cara, con lo que tras observar las panorámicas y tomar algunas fotografías, y dado que la compañía no era muy agradable, decidí seguir mi camino sin entretenerme demasiado.

Me dirigí entonces hacia el Oeste, bajando a través de la ladera del Stob Binnein para llegar al Benmore Glen, valle que es atravesado por un carril forestal y el cual aproveché para retornar de nuevo a la carretera A85, evitando así avanzar campo a través. 

Cuando llegué al tramo de carril zigzagueante al que hice referencia al principio, esta vez siguiéndolo en sentido contrario hacia la A85, miré mi reloj, revisé los horarios de los trenes y observé que tenía el tiempo justo para llegar a la estación y coger el siguiente tren -y evitar así tener que esperar a coger el posterior, varias horas más tarde-, de modo que los últimos 4,5 kilómetros los hice literalmente corriendo a través de carril y carretera hasta llegar a la estación y, de puro milagro, poder montarme en el tren. Es por esto -además de por haber llevado un ritmo de subidas y bajadas bastante bueno durante todo el trayecto- que una ruta que en condiciones normales puede hacerse en unas seis horas, yo la hice en menos de cuatro, dadas las circunstancias de depender de los rígidos horarios del transporte público, del cual dependemos muchos a la hora de ir a las Highlands para disfrutar de sus montañas.

Por último, me gustaría hacer mención de algunas herramientas, en mi opinión, muy útiles para la planificación de esta ruta. Estas son OS Maps (Ordnance Survey, Servicio de Cartografía del Reino Unido) para obtener la topografía detallada, Google Maps y Google Earth, siempre útiles para obtener una perspectiva -aproximada- en 3D del terreno y poder hacer mediciones de distancias y tener así unos órdenes de magnitud previos, y por último el Met Office (Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido), el cual nos da una aproximación bastante buena de las condiciones meteorológicas que nos podríamos encontrar ya sea en ciudades o en montaña.